Rexroth Hydraulics Blog
Aceite Hidraulico

Aceite hidráulico, ¿qué es y cuál es su relevancia?

El aceite hidráulico se ubica como una pieza fundamental en diversos sectores industriales por su capacidad para transmitir potencia dentro de los sistemas hidráulicos. Dada su gran relevancia, es esencial comprender su naturaleza, las características que definen su eficacia y los criterios para su selección y mantenimiento adecuado.

¿Qué es aceite hidráulico?

El aceite hidráulico es un fluido encargado de transmitir potencia hidráulica en sistemas diseñados para dicha función. Su misión principal es la de transferir energía de manera eficiente y constante entre componentes de una máquina, tales como bombas hidráulicas o motores. Además, estos líquidos ofrecen cualidades lubricantes, protegen contra la corrosión y actúan como selladores para evitar fugas en los sistemas.

Características clave del aceite hidráulico

Las propiedades de un lubricante hidráulico determinan su rendimiento en condiciones de operación. Entre estas, la viscosidad y la resistencia a la oxidación son de crucial importancia.

Viscosidad y su importancia

La viscosidad, medida en centistokes (cSt), es uno de los aspectos más influyentes en la eficacia del aceite hidráulico. Esta propiedad física influye en la resistencia de flujo del líquido y su capacidad para formar una película lubricante. En los sistemas hidráulicos, una viscosidad adecuada garantiza el funcionamiento óptimo del equipo, reduciendo el desgaste y previniendo averías.

Clasificación ISO VG

La clasificación del aceite según la norma Internacional ISO VG (Viscosity Grade) es un estándar global que permite identificar la viscosidad cinemática de los lubricantes hidráulicos. El ISO VG 10, por ejemplo, detalla un aceite con cierto rango de viscosidad medido a 40 °C, siendo esta una guía crítica para seleccionar el aceite mineral o sintético más adecuado para un sistema en particular.

¿Qué es aceite hidráulico?

Tipos de aceite hidráulico

Existen distintos tipos de aceites hidráulicos, cada uno diseñado para cumplir con requisitos específicos de aplicaciones y condiciones de trabajo. Algunos de los más comunes son:

  • Aceites minerales: son los aceites hidráulicos más comunes y se derivan del petróleo crudo. Ofrecen una buena lubricación y son económicos, pero pueden ser susceptibles a la oxidación y a la formación de depósitos.
  • Aceites sintéticos: estos se producen mediante la síntesis química y ofrecen una mayor estabilidad térmica y resistencia a la oxidación en comparación a la opción anterior. Son ideales para aplicaciones que operan en condiciones extremas de temperatura o presión.
  • Aceites biodegradables: están diseñados para ser menos dañinos para el medio ambiente y se descomponen más fácilmente en comparación con los aceites convencionales. Son comúnmente utilizados en aplicaciones donde existe un riesgo de fuga de fluidos hidráulicos al medio ambiente, como en aplicaciones marítimas o forestales.
  • Aceites Hidráulicos de Fuego (HFDU): su uso es en aplicaciones donde existe un riesgo de incendio, como en equipos hidráulicos, en plantas de energía o en la industria metalúrgica. Son menos inflamables que otros tipos de aceites.
  • Aceites Hidráulicos Antidesgaste (AW): contienen aditivos especiales para proteger los componentes del sistema hidráulico contra el desgaste. Son comúnmente utilizados en aplicaciones donde se requiere una protección adicional contra la fricción y el desgaste, como en sistemas de alta presión o en equipos que operan en condiciones de carga pesada.

Selección del aceite hidráulico adecuado

La elección correcta de un aceite pasa por un análisis atento de las necesidades del sistema hidráulico y las condiciones de trabajo. Ello asegura un alto rendimiento y prolonga la vida útil de la maquinaria.

Consideraciones de viscosidad y temperatura

La viscosidad del aceite debe cumplir con las especificaciones del fabricante y ser apropiada para el rango de temperatura al que estará expuesto el sistema. Aceites con alta variabilidad viscosa respecto a cambios de temperatura podrían ser contraproducentes, mientras que aquellos con un alto índice de viscosidad mantendrán mejor sus propiedades ante fluctuaciones térmicas.

Compatibilidad con la maquinaria

Los aceites hidráulicos deben ser compatibles con los materiales de sellado, mangueras y otros componentes del sistema, además de cumplir con los requerimientos técnicos que cada maquinaria pesada o equipo específica en su ficha técnica.

Tipos de aceite hidráulico

Aplicaciones del aceite hidráulico

El uso de estos fluidos es extenso y varía desde sistemas hidráulicos en la industria manufacturera hasta maquinaria utilizada en construcción y agricultura.

En maquinaria pesada y bombas hidráulicas

El aceite hidráulico es vital para el correcto funcionamiento de maquinaria pesada, donde la potencia hidráulica es esencial para operaciones de levantamiento y movimiento de carga. En las bombas hidráulicas, un fluido de alta calidad garantiza una transmisión de energía efectiva y protege contra el desgaste prematuro.

Sistemas de dirección asistida y transmisión

En el ámbito automotriz, el aceite desempeña un papel crucial en la dirección hidráulica y en la transmisión. Estos fluidos no solo facilitan el control y la respuesta del vehículo, sino que además contribuyen a un alto desempeño del motor y otros componentes mecánicos.

Mantenimiento y cuidado del aceite hidráulico

Un mantenimiento adecuado incluye la monitorización y el cambio periódico del aceite, la detección temprana de contaminantes como el agua y la vigilancia constante de la viscosidad. Un correcto servicio garantiza la longevidad y efectividad de los sistemas hidráulicos y de sus componentes.

Preguntas frecuentes sobre aceite hidráulico

¿Cómo influye la presencia de agua en el aceite hidráulico? 

El agua puede causar corrosión y reducir la vida útil del aceite y de los componentes del sistema hidráulico. Es indispensable controlar la humedad y realizar purgas para garantizar el óptimo funcionamiento.

¿Cada cuánto debe cambiarse el aceite hidráulico?

El periodo de cambio varía según las recomendaciones del fabricante, el uso de la maquinaria y las condiciones del servicio. Es crucial seguir las indicaciones de las fichas técnicas y realizar análisis de fluidos para decidir el mejor momento para la sustitución.

¿Qué puede ocurrir si se utiliza un aceite de viscosidad incorrecta?

Utilizar un fluido hidráulico con una viscosidad no adecuada puede llevar a una lubricación deficiente, sobrecalentamiento, mayor consumo de energía y desgaste prematuro de los componentes, comprometiendo la eficiencia y seguridad del sistema.

Entradas recientes